ACEITE DE COCO ORGÁNICO 500ML

$9.990

Presentación de 500 ml.

Aceite de Coco Orgánico Manare. Origen, Sri Lanka.

Ingredientes: Aceite de coco orgánico extra virgen de presión en frío.

1 disponibles

Descripción

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Este aceite de coco:

  • No contiene saborizantes artificiales.
  • No contiene preservantes.
  • No está sometido a hidrogenización.
  • Es libre de grasas trans.
  • No está refinado.
  • No está blanqueado ni desodorizado

Nota: El aceite de coco, al ser un tipo de grasas saturada, se solidifica cuando las temperaturas disminuyen bajo los 25 grados celsius aproximadamente. (si compras en invierno el aceite estará solidificado como en la foto, mientras que si compras en verano el aceite estará líquido)

Propiedades y composición:

El aceite de coco ha sido utilizado por muchos años como alimento y medicina.

El aceite de coco se obtiene de grasas saturadas, que se componen mayoritariamente por ácidos grasos de cadena mediana, lo cuales son metabolizados eficientemente y convertidos rápidamente en energía disponible por el cuerpo.

Las grasas son cadenas de átomos de carbono que varían en tamaño y que se encuentran rodeadas de hidrógeno. El lugar del hidrógeno alrededor del carbono determina la saturación. A más hidrógeno, mayor es la saturación y, por lo tanto, más estable es la molécula.

Al poseer ácidos grasos de cadenas medianas, el aceite de coco requiere de menos energía y menos enzimas para ser digerido, razón por lo cual no provoca un exceso de trabajo para al hígado y vesícula biliar.

Las cadenas medianas de ácido grasos presentes en el aceite de coco son: ácido láurico, ácido caprílico, ácido caproico y ácido mirístico. Todos estos poseen propiedades antivirales, antimicrobiales y antifúngicas.

Las grasas saturadas han sido víctimas de mala publicidad, pero actualmente se sabe que necesitamos de este tipo de grasas, ya que con ellas nutrimos nuestro cerebro, el cual se compone en un 60 a 70% de grasas saturadas.

Algunos de los beneficios del aceite de coco son:

  • Antioxidantes: tiene propiedades antioxidantes ya que es muy estable y reduce la necesidad de vitamina E, al contrario de otros tipos de aceites que generan una deficiencia de ésta. Algunos estudios indican que el aceite de coco mejora la habilidad del cuerpo para utilizar los ácidos grasos Omega 3.
  • Glicemia: el consumo habitual de aceite de coco permite pasar varias horas sin tener que comer y mantener una adecuada cantidad de azúcar en la sangre, evitando así, síntomas de hipoglicemia.
  • Glándula tiroides: algunas grasas insaturadas y cocinadas generan una baja en el metabolismo, contribuyendo a la aparición de síntomas hipotiroideos y el aumento de peso. El aceite de coco utilizado con regularidad ayuda a reestablecer el funcionamiento de la tiroides y acelera el metabolismo, contribuyendo a la pérdida de peso.
  • Piel: el aceite de coco utilizado como loción, ayuda a proteger la piel del sol y es altamente hidratante.

Cómo utilizarlo:

El aceite de coco puede ser ingerido directamente. Una rica idea es sacar una cucharada y agregarle un poco de miel….es delicioso!

También lo puedes utilizar para preparar aderezos para ensaladas, agregarlo a cualquier tipo de batido (de frutas, de superalimentos, de chocolate, etc.), y para lo que más nos gusta a nosotros es para cocinar, ya que al ser estable, no se vuelve rancio al someterlo a altas temperaturas, por lo que sigue siendo muy saludable incluso cuando hemos cocinado u horneado con él.

El aceite de coco es increíble para la piel. Lo puedes usar en el rostro para mantenerlo suave y protegerlo del frío, calor y sol (naturalmente el aceite de coco proporciona protección factor 15).

Dosis recomendada:

Se recomienda consumir de 1 a 4 cucharadas diarias. Mantener en un lugar fresco, seco y oscuro.